Independízate de Papá Estado

independizate de papa estadoHe leído «Independízate de Papá Estado», de Carlos Galán. En general la experiencia ha sido positiva, aunque el libro no es lo que esperaba.

De verlo en su canal libertad inmobiliaria de youtube sé que Carlos Galán se dedica en gran parte a inversión inmobiliaria, comprar pisos para alquilar.

El título del libro «Independízate de Papá Estado» me hizo pensar que iba a hablar, sí, de invertir para conseguir tener dinero en la jubiliación, pero que también iba a hablar por qué es necesario hacerlo. Vamos, lo típico de que el sistema de pensiones no es sostenible en España y que los jóvenes de ahora no cobrarán pensiones en el futuro o serán mínimas.

Y efectivamente, el libro habla de inversión para la jubilación, a largo plazo, pero básicamente de invertir en fondos indexados. No de invertir en pisos y tampoco menciona el problema de las pensiones. Lo recomienda símplemente para tener dinero para la jubilación adicional a la jubilación.

Así que de eso va este libro, invierte para tener dinero para la jubilación y los fondos indexados son las opción más fácil y segura

Los conceptos clave

Empieza a invertir cuanto antes mejor, aunque sean pequeñas cantidades. El interés compuesto a lo largo de muchos años hará que tengas un buena cantidad de capital en la jubilación.

La bolsa ha dado una rentabilidad media del 8% anual, por lo que a largo plazo es una buena rentabilidad y es bastante segura. Habrá temporadas de caídas y temporadas de subidas, pero esa es la rentabilidad media. Por ello es una buena inversión invertir a largo plazo en fondos indexados lo más globales posibles.

Dentro de las posibilidades de invertir en fondos indexados tres opciones: Una cartera de fondos indexados gestionada por un roboadvisor, invertir por tu cuenta en fondos indexados o bien usar un plan de pensiones que invierta en fondos indexados. Carlos recomienda la primera opción para rentas bajas, menos de 35000€ al año y la tercera para rentas mayores de 35000€ al año.

¿Por qué un fondo de pensiones para rentas mayores de 35000€?. Pues este es uno de los puntos que no había pensado y que el libro me ha abierto los ojos. En mi caso concreto, sólo por este punto me ha merecido la pena leer el libro. Si tu renta es mayor de 35000€ al año, el IRPF será un porcentaje alto a partir de ese valor. Si metes en un plan de pensiones lo que te permitan desgravar, te ahorras el IRPF alto de esa cantidad. Cuando en tu jubiliación quieras recuperar el dinero, seguramente ganes menos que ahora y tu IRFP será más bajo. Así que recuperarás ese dinero que te ha ahorrado un IRPF alto pagando en tu jubiliación un IRPF bajo.

Por supuesto, puedes hacer un «mix» y tener ambas cosas, plan de pensiones y roboadvisor. La pega del plan de pensiones es que no puedes retirar el dinero cuando quieras en caso de necesidad. Así que tener una parte en un roboadvisor te da esa liquidez que puedes necesitar en un momento dado.

A lo largo del libro, aunque más de pasada, habla de otros conceptos. Habla algo de ETF, de dividendos, de por qué quizás es mejor vivir de alquiler a comprar, etc.

Sí me gustaría aquí comentar lo mencionado en el libro sobre mejor alquilar que comprar. Desde luego los argumentos que da son correctos, aunque desde mi punto de vista quizás habría que analizarlo con más cuidado.

La idea generalizada que tiene la gente es que pagando un alquiler tiras el dinero y al final no tienes nada, mientras que si pagas una hipoteca pierdes los intereses, pero al final tienes un piso.

La principal pega que comenta el libro es que si compras un piso al final tienes un montón de dinero invertido en tu piso y es una inversión que tiene gastos en vez de rendimientos: comunidad, reparaciones, IBI, etc, etc. Si vives de alquiler, no tienes todos esos gastos y si usas el dinero para invertir en otros activos como los fondos indexados pues sigues teniendo un dinero invertido (en fondos indexados en vez de en un piso) y los fondos indexados van subiendo de valor en vez de darte gastos.

Bien, no he echado la cuenta, imagino que Carlos sí. Habría que ver por un lado cuánto se revalorizan los pisos frente a los fondos indexados en el largo plazo. Y por otro lado habría que comparar el dinero que tiras en ambas opciones: el alquiler frente a intereses de hipoteca + comunidad + IBI + reparaciones …

Y hay un punto que Carlos no menciona y que quzás es importante. La hipoteca llega un momento que dejas de pagarla, el alquiler no. Así que pagada la hipoteca, la compartiva sería entre el alquiler y los gastos de comunidad, IBI, etc.

Pagando alquiler, tampoco sé cuánto dinero podría dedicar de mi sueldo a invertir. Actualmente, con la hipoteca pagada y sin necesidad de pagar alquiler, si puedo meter el 100% del dinero que pagaba en hipoteca en inversión. Pagando alquiler no sé si podría invertir tanto y el alquiler sería para toda la vida, incluido cuando estés jubilado.

No quiero decir que Carlos esté equivocado, está más metido que yo en este mundo y no he echado las cuentas. De hecho, alquilar en vez de comprar es una idea que consideran buena mucha gente que mira la mejor forma de sacar rendimiento al dinero.

Resumiendo, el libro habla de conceptos básicos sobre los fondos indexados, por lo que en ese sentido no me ha aportado demasiado, son ideas que ya conocía. Aun así, lo hace con cierto detalle y en mi caso, lo de las ventajas de planes de pensiones para rentas altas lo desconocía, así que algo he aprendido y me ha merecido la pena.

Carteras automatizadas de inversión: Indexa Capital

Logo indexa capitalVimos en fondos indexados que una buena forma de invertir y no andar pendientes de en qué invertir es hacerlo en fondos indexados. Un fondo indexado invierte automáticamente en las acciones o activos que componen un índice que se esté siguiendo.

Sin embargo, invertir en un sólo índice tiene sus riesgos. Por ejemplo, si inviertes en un fondo indexado que sigue al IBEX 35, ira bien o mal según vaya el IBEX 35. Si el IBEX 35 va mal, tu fondo irá mal.

Así que suele ser buena idea si quieres diversificar el elegir varios fondos indexados que sigan índices distintos, de forma que si uno va mal, puede que el otro vaya bien y compense.

Elegir los fondos indexados concretos a comprar y en qué proporción cada uno puede ser una tarea que también requiere ciertos conocimientos. Por eso han salido empresas que te ofrecen carteras de fondos automatizadas.

Básicamente tienen varias combinaciones de fondos, una combinación de fondos con rendimientos moderados pero poco riesgo, otra con rendimientos alto pero con más riesgo y varia s intermedias. El riesgo va en función de que porcentaje va en acciones o en bonos. La diversificación la consiguen siguiendo índices por regiones: USA, Europa, Mercados emergentes (China, India, etc), Japón, etc. Cada una de estas combinaciones es una posible cartera de fondos que puedes elegir.

Luego te hacen contestar un formulario para ver hasta qué punto puedes tolerar el riesgo. Esta encuesta tiene en cuenta cuánto tiempo vas a tener el dinero invertido, tu edad por si estás cerca de la jubilación, tus ingresos y cuánto piensas meter en inversión, si tus ingresos son estables y de tu tolerancia al riesgo.

Y según tu tolerancia al riesgo te ofrecen la cartera más adecuada para tí. A partir de ahí, si estás de acuerdo, solo tiene que ir metiendo dinero periódicamente y despreocuparte, ellos se encargan de ir metiendo tu dinero en los diversos fondos de tu cartera en las proporciones adecuadas.

¿Ventajas?. Suele ser barato, bajas comisiones, ya que eligen fondos indexados de bajas comisiones y ellos cobran algo de comisión, pero en general también es baja. Te despreocupas y símplemente vas metiendo dinero. Ellos se encargan de diversificalo.

¿Pegas?. Principalmente las comisiones. Son bajas, por ejemplo, 0,4%, es más baja que muchos fondos tradicionales. Pero si tienes 20000€, ese porcentaje son 80€, que cuando te los cobran te parece mucho. Sí, lo cobran, no lo descuentan del rendimiento.

Luego hay otro tema que puede ser una ventaja o un inconveniente, según te lo tomes. Según tu nivel de riesgo igual no te dejan elegir la cartera que te gustaría. Es habitual que te dejen elegir la de tu nivel de riesgo o una de nivel de riesgo inferior, pero no puedes elegir una superior. Esto es una ventaja si suponemos que el test que te han hecho y que has contestado honestamente te da un nivel de riesgo adecuado y realmente es más acertado que tu propia impresión del riesgo que eres capaz de asumir, así no te dejan meter la pata. Pero quizás consideres que el test no ha dado el resultado correcto y te sientas frustrado si te da un nivel de riesgo bajo. Algunos gestores te dejan elegir lo que quieras bajo tu propia responsabilidad y su test sólo es un consejo, pero otros simplemente no te dejan y la única opción que tienes es «engañar» en el test para conseguir el nivel de riesgo que quieras.

Hay varias empresas de estas, te comento mi experiencia con dos de ellas.

Primero lo intenté con Finizens, pero queria dos titulares en la cuenta, mi mujer y yo, y dejaron el alta a medias. Dicen estar esperando la documentación de mi mujer (dni) que les envié por correo en varias ocasiones. Ni siquiera miran los correos ni se preocupan, tienen un alta a medias desde hace dos años y ni siquiera han contacto conmigo. Es más, pedí que me dieran de baja, ni caso. Y pedí tanto a ellos como a su responsable de protección de datos que borraran mis datos. Por supuesto sin contestación ni de unos ni de otros. Solo queda poner la denuncia ante la agencia de protección de datos.

Así que me fuí a Indexa Capital, si te registras desde el enlace no nos cobrarán comisiones ni a tí ni a mí durante un año por los primeros 10000€. El alta fue bien desde el principio y estoy contento con ellos. Me di de alta con un enlace de recomendado, como el que te he pasado, no me cobraron comisiones durante un año como prometieron. Y encima me di de alta a principios de 2021 que fue un buen año, así que tuve buenos rendimientos. Ahora la cosa está un poco más chunga, porque todo en general está bajando, pero yo sigo con mi aportación mensual fija. Eso sí, el año «gratis» se me acabó y no me ha hecho gracias pagar la parte del 0,4% que corresponde a un trimestre, unos 20€ de golpe.

Activos de inversión

Veamos un esquema de activos de inversión y cómo están relacionados. Vamos solo a los más tradicionales que habitualmente ofrecen los bancos, aunque hay muchos otros más que no aparecen aquí.

El esquema es este

Esquema de activos de inversión

Tenemos fundamentalmente dos activos de base: Los bonos/letras/obligaciones del estado y las acciones.

Los bonos/letras/obligaciones del estado es que le prestamos dinero al estado y nos lo devuelve pasado un tiempo con un interés. La diferencia entre los tres es solo el rango de tiempos: las letras son a menos de 1 año, los bonos hasta 5 años y las obligaciones de 10 años o más. Suelen dar rentabilidades bajas, pero son bastante seguras, tendría que hundirse el estado para que no te las pagaran.

Comprar acciones es comprar una parte de la empresa, seríamos propietarios de parte de la empresa. Obtenemos beneficio de dos formas: Si la empresa va bien y el valor de nuestras acciones sube y como propietarios de la empresa, si esta reparte sus beneficios (dividendos), recibiremos anualmente nuestra parte.

Aquí surgen por tanto dos formas de invertir. Comprar acciones con la esperanza de que su valor suba de precio y entonces venderlas, sea a corto o largo plazo. Y comprar acciones que suelan repartir sus beneficios anualmente (dividendos) y mantener dichas acciones, cobrando todos los años una cantidad. Hay acciones que no reparten dividendos porque suelen reinvertir sus ganancias para mejorar la empresa haciendo, presumiblemente, que suba el valor de su acción.

La inversión en acciones tiene sus riesgos. A la empresa le puede ir mal. Si la empresa se hunde, posiblemente pierdas todo tu dienro. Si a la empresa no le va bien, el valor de la acción bajará y los dividendos serán más escasos o incluso nulos.

Si invertimos en letras/bonos/obligaciones y/o en acciones directamente, tenemos un trabajo por delante, que se hace más grande si no nos limitamos solo a nuestro país. ¿Qué bonos/letras/obligaciones compramos? ¿de qué paises? ¿qué acciones compramos? ¿de qué empresas? ¿de qué países?.

Y si no queremos poner todos los huevos en el mismo cesto, no debemos comprar solo un tipo de bono/letra/obligación ni solo acciones de una empresa, debemos diversificar, es decir, comprar de varios paises y de varias empresas, a ser posible que no estén muy relacionadas. Por ejemplo, si compras acciones de microsoft y de apple, no estás diversificando mucho, ambas tienen negocios similares (tecnológicas) y son del mismo país. Si hay una crisis tecnológica o en estados unidos, ambas empresas es presumible que vayan mal a la vez.

Si no queremos pasar tiempo estudiando qué comprar y haciendo seguimiento de cómo va, la opción fácil es comprar fondos de inversión o ETF. Ambos productos suelen comprar variado, siguiendo unas reglas propias que suelen indicar en su documentación y solo tenemos que elegir qué fondo de inversión o ETF queremos de acuerdo a esas reglas, meter dinero y despreocuparnos.

Por ejemplo, hay fondos de inversión y ETF que invierten en activos de todo el mundo, o en activos de países emergentes (china, india, etc), o en empresas tecnológicas, o en empresas grandes de todo el mundo independientemente de cual sea su negocio, etc, etc. Solo tenemos que elegir qué nos interesa y el fondo de inversión/ETF se encarga de comprar variado.

Los fondos de inversión que solo invierten en letras/bonos/obligaciones se llaman fondos de inversión de renta fija. Los que solo invierten en acciones se llaman de renta variable y los que invierten en ambas cosas son los mixtos o de renta variable mixta. Los ETF solo invierten en acciones.

Hay dos formas de gestionar qué compra un fondo de inversión: gestión activa y gestión pasiva o indexada. En los primeros, un gestor humano se encarga de tomar las decisiones. En los segundos, se decide automáticamente siguiendo algún tipo de índice. Por ejemplo, el ibex 35 es el índice de la bolsa española donde están las 35 empresas más grandes de España. Un fondo que siga el índice Ibex 35 invertirá en las acciones de estas 35 empresas y en proporción al valor de esa empresa en ese índice con respecto a las demás.

Los ETF en general sólo son indexados, es decir, se crean ETF que sigan índices y se compran acciones de las empresas que participen en ese índice. Aquí puedes ver con más detalle la diferencia entre un ETF y un fondo indexado de renta variable.

Y como decía al principio, hay otros activos de inversión que no comentamos aquí, como puede ser oro y metales preciosos, materias primas, inversión inmobiliaria, criptomonedas, etc. Aunque hay ETFs que se dedican a esas cosas.

Comisiones de los fondos de inversión

Vimos en gestión activa vs gestión pasiva que los fondos de las gestoras de los fondos de inversión te cobran una comisión. Veamos cómo saber esa comisión antes de invertir en el fondo.

Todos los fondos se identifican por un número llamado ISIN. Usaremos, para comparar, dos fondos similares, ambos siguen al índice SP 500.

Todos los fondos tienen disponible una ficha de producto y/o un documento de datos fundamentales para el inversor. Tanto ING direct en su página de fondos como Myinvestor en la suya tiene un enlace.

Buscador fondos Myinvestor

En los documentos findamentales para el inversor puedes encontrar el ISIN del fondo. También el nivel de riesgo que es 5 de 7 para ambos. Y lo más importante, las comisiones que te cobran.

Pueden cobrarte, normalmente en porcentaje:

  • Por entrada o compra de participaciones del fondo, es decir, cuando metes dinero el fondo. Habitualmente no te cobran por este concepto, pero no está de más verificarlo antes. En la ficha del fondo a veces pone comisión máxima a cobrar por entrada un 5%, pero eso no quiere decir que tu banco te lo vaya a cobrar. Si te cobran, será el porcentaje que sea de la cantidad que metas en esa compra. En nuestros ejemplos, ninguno de los dos te cobra comisión de entrada.
  • Por salida o venta de participaciones, es decir, cuando recuperar dinero del fondo. Igual que el de entrada, no suelen cobrarlo, conviene verificarlo, a veces la ficha de producto dice que pueden cobrar un máximo de 5% pero eso no quiere decir que tu banco te lo cobre. En nuestros ejemplos, ninguno de los dos te cobra comisión de salida.
  • Gastos de gestión y de custodia. Son dos conceptos separados. El primero son los gastos por las transacciones que la gestora haga con las acciones que hay en el fondo, es algo que tu no ves, pero pagas. El segundo es por guardarte las participaciones. Estos costes son anuales, sobre el total del dinero que tengas en el fondo y para cobrártelo simplemente te lo restan del rendimiento. Estos costes sí suelen cobrarlos.
    Es normal que te los den sumados y que aparezcan como Gastos Corrientes o a veces con las siglas TER (es lo mismo). Ese número es el que tienes que comparar de un fondo a otro.
    En el caso de ING direct, los gastos corrientes son 1,10%
    En el caso de Myinvestor, los gastos correintes son 0,10%, es decir 10 veces menores
  • Otros gastos por condiciones especiales. No es normal, pero hay fondos por ejemplo que si consiguen un rendimiento excepcional te pueden cobrar una comisión adicional.

Volviendo a nuestros ejemplos, vemos que prácticamente son iguales excepto que ING cobra un 1,10% de comisión anual y Myinvestor sólo un 0,10%. Esto quiere decir que si el fondo tiene al año un rendimiento del 10%, ING direct te dará un rendimiento neto del 8,90% mientras que Myinvestor un 9,90%.

Y si el fondo pierde un 10%, ING direct te dará unas pérdidas del 11,1% mientras que Myinvestor te las dará del 10,1%. Sí, la comisión te la cobran igualmente aunque el fondo pierda.

Sin no hay algo que haga que un fondo te guste más que el otro, la elección está clara, deberíamos ir al de Myinvestor.

Aunque haré una publicación específica y puesto que estamos hablando de comparar fondos, te introduzco la herramienta morningstar, donde vamos a comparar estos dos fondos. Si en ese enlace ta vas a «Fondos» y buscas el comparador de fondos tendrás una herramienta donde puedes poner los fondos que quieras comparar.

En la caja añadir instrumento escribe un ISIN de uno de los fondos y cuando tengas el resultado, pon el otro ISIN. Tendrás algo como esto

Comparación morningstar de dos fondos SP 500

Aquí tienes los datos más importantes para de un vistazo hacerte una idea de qué fondo puede ser mejor. Eso sí, es importante que compares fondos del mismo tipo, si no, no tiene sentido. Veamos algunos puntos de interés.

Lo primero, en la línea «Categoría» revisa que ambos fondos ponen lo mismo. Morningstar clasifica los fondos por en qué cosas invierten y si aquí pone lo mismo, es que ambos fondos son similares y se pueden comparar. Si ponen cosas distintas, la comparación no tiene tanto sentido.

Mira también la línea gastos corrientes. Según esta gente, el de ING direct tiene algo más que lo que dice ING direct, no es mucho, un 0,03%. Pero comparando ambos fondos, vemos los datos similares a los que vimos en la documento de inversor, un 1,13% frente a un 0,10%

Otro punto importante es el rating morningstar, las estrellas. Dentro de su categoría, morningstar pone 5 estrellas a los fondos que lo hacen mejor que los de su categoría, 3 estrellas a los que andan por la media de su categoría y 1 estrella a los que lo hacen peor que la mayoria de los de su categoría. Hacerlo mejor o peor se refiere al rendimiento que consiguen. Así que aquí vemos que el de Myinvestor, según las estrellas, es de los mejores dentro de su categoría mientras que el de ING direct es de los «del montón». Un punto má a favor del de Myinvestor.

La línea «rentabilidad morningstar» nos confirma esto. ING direct da una rentabilidad media entre los de la categoría mientras que el de Myinvestor la da por encima de la media.

Y si en la página vas más abajo y miras el apartado de rentabilidad, tienes esto

Rentabilidad morningstar fondos SP 500

Fijate en las líneas finales, rendimientos a 1, 3, 5 y 10 años anualizados. Verás que el de Myinvestor da más rentabilidad y fijate que cosas, si a ING le sumas el 1% que te está cobrando, el de Myinvestor sigue dando mayor rentabilidad, pero ya no hay tanta diferencia.

Ojo, rentabilidades en el pasado no garantizan rentabilidades en el futuro. Ver la rentabilidad en el pasado te hace una idea de cómo lo ha hecho el fondo hasta ese momento, pero no garantiza que siga haciéndolo igual. Si es de gestión activa, puede que cambien al gestor, si es de gestión pasiva, puede que el índice al que sigue empiece a hacer cosas raras por algún tipo de crisis o cambio económico. Y lo mismo con las estrellas morningstar, que ahora tenga cinco estrellas uno y el otro solo tres no quiere decir que en el futuro siga así.

Resumiendo, antes de elegir un fondo, compara con otros similares (que inviertan en lo mismo) y si no hay nada que te decante por uno u otro, coge el de menos comisiones.

Fiscalidad de los fondos de inversión

En España sólo hay que tributar a hacienda por los beneficios que obtienes cuando vendes tu fondo de inversión. El mismo banco, si es Español, te hará una retención que luego se concretará en tu declaración de la renta.

El siguiente enlace te muestra cómo tributa según la cantidad y la comunidad autónoma.

Esta tributación es solo por los beneficios, no por el total del fondo. Si has invertido 1000€ y cuando vendes el fondo obtienes 1100€, el banco te hará una retención del 19% sobre los 100€ que has ganado.

Por supuesto, si hay pérdidas, también se deben declarar para compensar beneficios.

Luego, en la declaración de la renta, se considera como ganancia o pérdida patrimonial, así que tendrás que poner esos 100€ en la base imponible del ahorro. Sin embargo, si es banco español, seguramente estos números te aparezcan en el borrador de hacienda, puesto que el banco se los comunicará a hacienda. Solo tienes que revisar que es correcto. En cualquier caso, si no controlas el tema, conviene contar con un asesor.

Si tu fondo no te convence y decides cambiarlo por otro, puedes «traspasar» el fondo. Los bancos tiene opciones para traerse los fondos que tengas en otro banco e incluso para cambiar el fondo que tienes en otro banco por el fondo que quieres en tu nuevo banco.

Ojo. Si mantienes el mismo fondo pero quieres cambiar el banco que hace de intermediario entre tú y el fondo, suele haber comisiones por parte de los bancos y no suelen ser baratas. Sin embargo, si traspasa el fondo A del banco A a un fondo B del banco B, esta operación suele ser gratuita.

Los traspasos en ambos casos no tributan a hacienda. Si no cambias explicitamente el fondo a dinero para comprar el otro, no hay que tributar a hacienda ni te harán retenciones.

Puedes hacer reembolsos o traspasos parciales de tu fondo. En ese caso el banco siempre reembolsa o traspasa las participaciones del fondo que hayas comprado primero. Por ejemplo, si durante un año compras 100€ de participación del fondo cada mes y a final de año quieres reembolsar 600€, el banco venderá tus parcipaciones empezando por las de Enero hasta llegar a los 600€ que quieres retirar. Si ha habido beneficios, no tendrá que vender todas las de Junio. Si ha habido pérdidas, tendrá que vender algunas de Julio.

Si tu fondo ha ido subiendo, esas participaciones de Enero son las que más rendimiento te han dado. Las de Febrero algo menos puesto que llevan menos tiempo y las de Diciembre apenas habrán tenido beneficios ya que llevan en el fondo solo un mes, el de Diciembre.

Según lo que quieras, esto puede no convenirte. Imagina que necesitas sacar el dinero por una urgencia y necesitas 600€. E imagina que de esos 600€ sacándolos desde Enero tienes 500€ que has invertido y 100€ han sido de beneficios. Bien, hacienda se llevará el 19% de esos 100€, es decir, 19€. Tendrías que sacar unos 620€ para pagar a hacienda y tener los 600€ que necesitas.

Un «truco», aprovechando que el traspaso de fondos es gratis, sería llevarte todo el dinero de tu fondo A a otro fondo B, excepto esos 600€ que necesitas y el pico que puedas tener que pagar a hacienda por los beneficios. El banco traspasará las participaciones más antiguas de A a B. En B te quedarán los 600€ con las participaciones más modernas y que tienen menos beneficios porque llevan menos tiempo. Así que solo tienes que reembolsar ahora el fondo B y sí, algo tendrá que pagar a hacienda, pero menos.

En cualquier caso, esto te ahorra tributar más a hacienda ahora que tienes una urgencia de dinero, pero cuando decidas reembolsar el fondo completo, tendrás que tributar por el total de las participaciones con los rendimientos que tengan en ese momento según su antiguedad.