Inversión Value frente a Growth

A la hora de invertir en acciones en bolsa tenemos dos estrategias para decidir en qué tipo de acciones queremos invertir: Value y Growth.

Los fondos de inversión, que a su vez invierten en acciones de bolsa, pueden seguir o no alguna de estas estrategias o una estrategia mixta. Es posible que en el nombre de algún fondo de inversión encuentres alguna de estas dos palabras, por ejemplo, AB – American Growth Portfolio B Acc o BlackRock Global Funds – European Value Fund X2. Son dos fondos que he encontrado al azar en morningstar, no los pongo por ningún motivo en especial, salvo que basan su inversión en las estrategias Growth o Value respectivamente.

¿En qué consisten estas estrategias?

La inversión Value consiste en buscar empresas que debido a los sube y baja de los valores de sus acciones estén en un valor por debajo del que realmente tiene la empresa.

La empresa suele tener un valor real en función de un montón de parámetros económicos de la misma, como capital total, beneficios que obtiene, deuda que tiene, ventas totales, gasto en inversión, etc, etc. Todo esto hace que sus acciones tengan teóricamente un valor «objetivo» o real de lo que vale la empresa.

Sin embargo, muchas veces en bolsa las acciones de una empresa se compran o venden más por temores con o sin fundamento de los inversionistas, o esperanzas que tengan, o evolución general de la economía que no tiene que ver con la empresa. Por ejemplo, la guerra de Ucrania puede hacer que los inversores sean precavidos por lo que igual venden sus acciones de determinadas empresas y compren de otras o simplemente busquen otras inversiones que no sean acciones, como invertir en oro o simplemente guardar el dinero en un banco.

La inversión Value consiste en analizar cual sería el valor real de la acción según las variables económicas de la empresa e invertir en aquellas acciones cuyo precio esté muy por debajo del valor que deberían tener. La idea es que esas acciones acabarán recuperando su valor real tarde o temprano, dándote beneficios. Por el lado contrario, si la acción tiene un precio muy superior al valor real no debemos comprarla, porque lo normal es que acabe recuperando su valor objetivo que será más bajo que el actual.

La estregia Growth sigue otro estilo. Busca empresas que pueden crecer mucho. Suelen ser empresas no muy grandes, dentro de lo que es no muy grande para una empresa que cotice en bolsa, que creas que tiene un buen modelo de negocio, que pueda ampliar su mercado geográficamente, aumentar la cantidad que puede vender de su producto, que puede empezar a vender otros productos, etc.

Las empresas gigantes normalmente no entran en esta estrategia porque suelen tener ya un mercado muy amplio, a nivel mundial y salvo que inventen nuevos productos o negocios que vender, es poco probable que tengan grandes crecimientos. Aunque también es posible y de hecho hay fondos de inversión que invierten en acciones de grandes compañías a las que ven todavía potencial de crecimiento.

Esta estrategia es un poco más arriesgada, ya que estamos «apostando» a que una empresa le va a ir bien y va a crecer en un futuro. Necesitamos tener buenos conocimientos de mercado, entender el modelo de negocio de esa empresa y así tratar de ver qué espectativas creemos que tiene.

Ambas estrategias de inversión requieren tener conocimientos y analizar las empresas. Y ambas estrategias tienen riesgos, ya que podemos hacer mal el análisis e independientemente de todo, cualquier empresa puede sufrir un revés en un momento dado y dar un bajón.

La estrategia Value es en principio más sencilla ya que «solo» requiere que aprendamos a evaluar las variables económicas de la empresa, lo que llaman análisis fundamental y asumir que van a seguir por el mismo camino. De hecho, cualquier aplicación de broker de bolsa decente nos da estos análisis ya hechos y nos ofrece los valores objetivo de las acciones. En cualquier caso, hay siempre incertidumbre y predecir el futuro es complejo, como decía Niels Bohr. Por ello estos analistas a veces dan hasta tres valores objetivo: el probable, el optimista y el pesimista.

Precio objetivo de Amazon extraído de investing.com

La estrategia Growth es más compleja, ya que requiere predecir el futuro de una empresa, si va a crecer o no, lo que requiere que tengamos conocimientos del mercado relativo a los productos que ofrece esa empresa, si van a tener demanda, si va a ser mejor que su competencia, etc. Y tiene más riesgo, porque la empresa puede efectivamente crecer, pero también puede bajar bruscamente. Al ser adecuadas para la estrategia Growth las empresas más pequeñas, pueden tener también variaciones más grandes de valor que una empresa gigante que ya esté muy asentada.

Y como punto final, para aquellos que no quieren liarse a aprender a evaluar variables económicas de las empresas, predecir su futuro y no quiere dedicar el tiempo a ello para elegir acciones concretas, hay fondos de inversión, como hemos dicho, que invierten en acciones Value o en acciones Growth. Si analizas un fondo en morningstar, por ejemplo, Brandes US Value Fund Euro I Acc, y en la pestaña «General» buscas el siguiente cuadro

Gráfico extraido de mornigstar

verás que tiene un cuadro negro marcado en la columna «valor» y en la fila «Grande». Esto quiere decir que este fondo invierte principalmente en empresas muy grandes usando la estrategia valor.

Sin embargo, el fondo Heptagon Fund ICAV – Driehaus US Micro Cap Equity Fund B USD Acc nos sirve como ejemplo de lo contrario, invierte en empresas pequeñas con estrategia Growth

Gráfico extraido de morningstar

Esta vez el cuadro negro está en empreas pequeñas con potencial de crecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.