Padre rico, padre pobre

He leído «Padre rico, padre pobre» de Robert Kiyosaki.

Nos cuenta supuestamente su historia cuando era pequeño. Su padre natural, el padre pobre, es un profesor universitario, inteligente y con un buen sueldo. El padre rico es el padre de su amigo, inversor y empresario.

El padre pobre enseña a sus hijos a hacer como él, estudiar mucho, sacar una buena carrera, colocarse en una buena empresa y tener un buen sueldo.

El padre rico le enseña que eso habiualmente es meterse en una «carrera de ratas». Trabajas para otros, que son los que se hacen ricos con tu trabajo, por un sueldo. Pagas impuestos de lo que ganas. Te gastas lo que quedas en tus cosas. Cuando te suben el sueldo,, pagas más impuestos y aumentas tus gastos: Te mudas a una casa más grande, te compras un coche mejor .. y el resultado final es que siempre andas justo o endeudado. Cuanto más cobras, más gastas

A partir de aquí el libro comienza a explicar qué debería hacerse para salir de esa carrera de ratas. Aunque el libro es muy repetitivo, porque cuenta los mismos conceptos una y otra vez, las ideas son las siguientes

  • En vez de gastar en cosas que no son esenciales, primero invertir el dinero, lo que el llama comprar activos. Un activo es cualquier cosa que da más dinero. Por ejemplo, la casa en la que vives no es un activo, solo da gastos. Pero si compras una casa para alquilar, entonces es un activo.
  • Aprender de finanzas para saber como funciona el dinero. Esto te dará más posibilidades de conseguir o saber si los activos en los que inviertas son rentables y/o sacarles la máxima rentabilidad, formas de pagar menos impuestos, opciones para invertir sin tener dinero, etc.
  • Aprende a vender, marketing, etc. Si te dedicas a las inversiones para conseguir activos, lo más probable es que tengas que negociar con otras personas, venderles algo, etc. Cuanto más acostumbrado estés o más sepas cómo se hace, más fácilmente tendrás éxito negociando.
  • Aprende en general de cualquier cosa. Saber un poco de muchas cosas te permitirá ver oportunidades de inversión que otros no verán.
  • Pierde el miedo a invertir, seguramente fracases muchas veces y pierdas dinero, pero la experiencia es un grado. Intentándolo una y otra vez y aprendiendo en qué fallas, iras mejorando. Según Robert, este es uno de los principales escollos para que una persona normal salga de la carrera de ratas. Cuando tiene un dinero, tiene miedo de perderlo, así que una de dos, o no lo invierte en absoluto y se lo gasta en comprar algo que le apetece, o bien lo invierte en algo seguro, pero con poco rendimiento, como un plazo fijo.

El resumen final es que aprendas desde pequeño, deberían enseñarte finanzas en el colegio y empieces a invertir para conseguir los más activos posibles que generen dinero lo antes posible. Si no, seguirñas toda tu vida en la carrera de ratas.

Mi opinión del libro. No es un libro muy práctico, prácticamente todos los ejemplos prácticos que menciona son comprar una casa barata, ponerla en alquiler mientras subre de precio y luego venderla. O hacerlo tan rápido que ni siquiera necesita ponerla en alquiler: conoce al que la quiere vender y le urge y conoce al que quiere comprar que no conoce al primero. Asi que se pone en medio, compra barato a uno y vende caro al otro. Y esra es además una de las formas que menciona en que no tiene dinero para comprar la casa, sólo no necesario para pagar la fianza.

Pero a pesar de no ser práctico y repetir lo mismo una y otra vez, si es interesante la filosofía. Un padre pobre paga la mitad de lo que gana en impuestos y con el resto gasta y se endeuda, por lo que necesita trabjar más. Un padre rico aprende finanzas, sabe como pagar menos impuestos, como consguir activos y poco a poco se va haciendo rico.

Todos los puntos mencionados anteriormente dan que pensar, aunque para ponerlo en práctica no hay mucho detalle de cómo. O sí, aprende y búscate la vida, que es lo que hacen los inversores que se hacen ricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.