Vender en pérdidas

Cuando invertimos en acciones, es fácil equivocarse. Todo el mundo, salvo cuatro privilegiados, se equivocan normalmente con más frecuencia que con la que aciertan. Y por ello, las acciones que compramos a veces bajan de valor. ¿Conviene venderlas o mantenerlas?

La respuesta a esta pregunta depende. Si conoces bien la forma de hacer Análisis Fundamental de Acciones y no te sueles equivocar, sabrás si la bajada de la acción es algo temporal, si conviene esperar porque va a subir, si la empresa sigue siendo fuerte. O incluso puedes volver a valorar la acción para saber si la valoración previa que hiciste sigue siendo correcta o ha cambiado algo importante. Por ejemplo, que a esa empresa le haya salido un nuevo competidor fuerte y que es probable que le quite el mercado. O que haya habido algún cambio en la legislación que haga que la empresa deje de tener los beneficios que tenía. Que haya cambiado la junta directiva y los nuevos directores no sean tan buenos como los anteriores. O cualquier otro motivo.

Sin embargo, sin meternos en realizar el análisis fundamental serio, que pocos saben o tienen tiempo para hacer, los criterios para decidir vender o no vender suelen ser más superficiales. Cosas como

  • Mientras no venda no materializo las pérdidas. Dicho de otra forma, si invertí 100€ y ahora valen 75€ y vendo, he tenido una pérdida de 25€. Si no vendo, la pérdida todavía no se ha materializado. Este criterio es el más habitual para no vender en pérdidas: no hacerla efectiva.
  • La acción ha bajado y lleva tiempo sin subir, pero voy a mantener y la vendo cuando recupere mi inversión inicial.
  • La acción me da unos dividendos. No está subiendo, o incluso lleva un tiempo largo bajando, pero cada x tiempo me pagan unos dividendos.

Pues bien, todos esos motivos requieren tener en cuenta otros puntos que habitualmente no se consideran.

Coste de oportunidad

Si tienes una inversión que no va bien, no sube, ha bajado y no sube, se mantiene estable mucho tiempo, puedes esperar a ver si sube. Pero si pasa mucho tiempo y no sube, podías tener ese dinero en otra inversión que tengas más claro que va a subir. Tener bloqueado el dinero en una mala inversión, hace que no puedas aprovechar ese dinero en otra inversión que sea buena.

Este es un motivo para vender en pérdidas y asumirlas. Si no ves claro que vas a recuperar lo perdido en un plazo más o menos razonable, casi es mejor vender, asumir las pérdidas y meterlo en otras acciones que sepas que van a ir mejor.

Asimetría de ganancias y pérdidas

Imagina que has invertido 100€ y tienes una pérdida del 50%, es decir, tu inversión vale ahora la mitad, 50€. ¿Cuánto tiene que subir de nuevo para que recuperes el capital inicial?. Una respuesta rápida es que el 50%, pero esto no es cierto. El 50% de los 50€ que vale ahora tu inversión es 25€. Así que si sube 25%, tendrás 75€ y no los 100€ iniciales.

Para recuperar unas pérdidas del 50%, necesitas que tu inversión suba el 100%. Esto es una asimetría entre pérdidas y ganancias. Si sube lo mismo que ha bajado, no recuperas el 100% de tu inversión.

Así que si pierdes por ejemplo, un 25%, necesitarás que suba un 33%. Una caída del 25% es grande y quizás poco probable, pero una subida del 33% es mayor y menos probable aún.

Esto fortalece aún más el criterio de vender en pérdidas por el tema del coste de oportunidad. Si has perdido un porcentaje grande, te va a costar mucho más recuperar lo perdido esperando, porque tiene que subir un porcentaje mayor que el que ha bajado. Y si no tienes claro que va a ser así, mejor cambiarte a otra acción que tengas más clara que va a ir subiendo.

Te pongo mi caso concreto como ejemplo. Compré acciones de Endesa en Enero del 2021. Este es el gráfico de cómo ha ido. Está marcado Ene 2021 con el precio más o menos que compre y lo que valen actualmente, 17,05€.

Es una pérdida de aproximadamente un 25%. La he mantenido por los dividendos, aproximadamente un 7% u 8% anual y con la esperanza que suba. Pero tras leer todo lo que he comentado, por asimetría necesitaría que esto subiera un 33%. Viendo además el gráfico desde el año 2000

tampoco parece que esta acción sea de las que va subiendo salvo momentos puntuales. 22 años y apenas se ha revalorizado desde entonces. De hecho, lleva un 11,7% de pérdidas desde entonces. Hay subidas grandes puntuales en 2007 y en 2014, pero vete a saber si se producirá otra y cuando. Si buscas en google, esas dos subidas se debieron a cosas muy concretas.

Así que sí, estoy planteándome seriamente vender estas acciones y meterlas en otro sitio. Estas acciones son las primeras que compré, sin tener ni idea. Solo miré que daba dividendos más o menos todos los años. Las meteré en otras acciones de otro lado, pero haré un estudio algo más concienzudo antes de decidir dónde meterlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.